fbpx

El miércoles de esta semana en nuestra reunión de equipo de trabajo mis compañeros y yo tocábamos un tema referente a la búsqueda incesante que estamos observando en los profesionales en cuanto a querer destacarse de la competencia y convertirse en la opción preferente en el mercado laboral, hemos observado y casi que palpado el gran deseo que tienen cada una de las personas con las que trabajamos en nuestros procesos de Coaching esas ganas de encontrarle sentido y provecho a aquello que durante 4 o 5 años estudiaron o a aquella labor en la que actualmente se desempeñan y esto me da un poco de esperanza en cuanto a que veo que por lo menos una parte de la gran masa de profesionales actuales, están empezando a cuestionarse respecto a la actual situación laboral y entendiendo por fin que aquella época “paternal” de las empresas, donde estas eran las proveedoras número 1 del sustento mensual de una familia, ha llegado realmente a su fin. Si, así es! Si bien es cierto que en este momento posiblemente puedes estar laborando en una empresa como empleado (y de hecho gran parte de nuestros clientes lo hacen), no quiere decir que seas indispensable para dicha organización, sabes que el día de mañana pueden prescindir de tus servicios y hasta ahí llegó tu aparente estabilidad laboral.

Mi compañero James González, quien por cierto considero uno de los mejores profesionales en el tema de emprendimiento, nos relataba una anécdota que vivió en una de las corporaciones en las que trabajó como Gerente y de la cual aprendí mucho porque incluso yo en su momento hice lo mismo que esta persona a la cual él entrevistó. Nos mencionaba que una vez durante un proceso de selección le preguntó al profesional por sus principales logros alcanzados en el anterior cargo en el que se había desempeñado, ante lo cual el candidato tomó su curriculum y se dirigió a los puntos que tenía expuestos allí y de manera fluida empezó a relatar las actividades que había desempeñado. Sin embargo James insistía en que le hablara de sus logros, no de sus funciones, ¿qué fue aquello que logró que le aportó valor a su trabajo y por ende a la empresa? ¿a cuántas personas impactó con su labor? ¿De cuánto de lo que tenía allí escrito estaba realmente apropiado? Y aún más importante y es la pregunta que yo me hago ¿cuánto de lo que tienen los curriculum u hojas de vida, hablan de tu marca como profesional?.

La respuesta estándar en una entrevista de selección cuando se pregunta por qué consideras que eres la persona idónea para este puesto se resume por lo general en tres palabras: “soy responsable, me gusta trabajar en equipo y estoy dispuesto a dar lo mejor de mi” ; uno que otro podría decir: “porque he tenido experiencia en el tema y se cómo hacer el trabajo”  y otro más emocionalista podría mencionar “porque amo mi profesión”. Si te das cuenta son las mismas respuestas, los mismos títulos y el mismo sin sabor para todos al no saber qué pasa por la mente del que entrevista.

No! No limites tu talento, hasta que no te tomes en serio la tarea de encontrar realmente qué es aquello que te gusta hacer y que por ende haces mejor, seguirás pendiente de que te llamen en una empresa o buscando un lugar en el que te paguen más, así ello no vaya de la mano con tus habilidades e intereses personales. No estoy en contra de trabajar en una empresa ni hago parte de una secta en la cual se rechaza el hecho de ser empleado, de lo que estoy hablando y que si te das cuenta siempre menciono es de tomarte en serio la tarea de encontrar qué es aquello que puedes hacer, aquello que puedes aportar y aquello que otros valoran, descubre tus principales cualidades y sácales provecho, no te sigas vendiendo tu, más bien vende lo que haces. No te obsesiones con el cómo, es importante pero primero encuentra qué es lo que quieres hacer, te lo has preguntado ya? Entonces inténtalo, ten claro lo que quieres y así es más probable que reconozcas las oportunidades y como dijo Roosevelt: Haz lo que puedes, con lo que tienes, donde estás!

Por cierto a continuación les dejo un video de la manera en que Heineken hace sus procesos de selección que complementa lo que estoy hablando:

Share This