fbpx

La mayoría de nosotros venimos de una cultura en la que reconocer por uno mismo las fortalezas, cualidades, habilidades que tenemos, es visto como arrogante y hasta podría catalogarse de orgullo y pedantería. Es una tarea que preferimos dejársela a otros pero ¡cuidado!, en el momento que te digan cuán bueno eres en alguna materia, tu niégalo todo el tiempo y siempre di que no es nada, que hay alguien mejor que tu. Y me pregunto ¿quién habrá dicho que tiene que ser así? Y peor aún, ¿por qué hemos asumido esta creencia como verdadera en nuestras vidas?

Creo que se me podría criticar argumentando que quiero promover una visión narcisista respecto a nuestro talento, pero no es así, solo que observo el daño tan grande que esa absurda idea le está causando a tantos y tantos profesionales que con grandes capacidades no son capaces de ver más allá de sus ojos todo el potencial que tienen o dime de qué te ha servido fijar tu mirada en tus falencias con tal ahínco y sin menosprecio y hasta hablar de ellas a cualquiera con tanta facilidad? Si bien es cierto que reconocer aspectos por mejorar es fundamental en el proceso de crecimiento ya sea a nivel personal o profesional no es menos cierto que conocer tus principales fortalezas, habilidades, talentos, etc es imprescindible para aumentar no solo tu crecimiento sino tu motivación para llevar a cabo aquello que te gusta hacer.

Si has visto uno de los mensajes publicitarios de Dove sabrás a dónde quiero llegar. Se trata de un artista forense del FBI quien invitó a un grupo de mujeres a que se describieran así mismas para ser retradas por él y posteriormente una persona con la que cada una de ellas había tenido contacto previo, haría la descripción de la mujer con la que había estado. Lo que pretendía el artista era contrarrestar la imagen que ellas brindaban de si mismas, con las de las personas que posteriormente las describieron. Al final del artículo podrás ver el video, es realmente emotivo.

A lo que quiero llegar con lo que estoy mencionando es a que sin duda el hecho de conocernos tan poco ha minado tanto la percepción que tenemos de nosotros mismos que este hecho podría ser uno de los principales obstáculos para saber realmente quién eres, hacia dónde vas y en qué áreas podrías desempeñarte exitosamente. Porque la creencia y la percepción que tienes sobre ti mismo es la que hace que te sientas y actúes como lo haces en tu diario vivir. Lo que crees de ti, el sentimiento que esa creencia te produce y las acciones que tomas día a día, son las que determinan tus resultados.

Cuando miras más allá de tus errores y debilidades puedes descubrir a esa valiosa persona que vive no muy lejos de ti, ¡eres tu!. Que valioso es para alguien saber cuán estimable es, conocerse tal cual es, con sus falencias pero también con aquello que lo hace único. No olvides que la imagen que tienes sobre ti mismo determina aquello que vas a dar a conocer de ti a los demás así que para desarrollar efectivamente TUS TALENTOS necesitas conocerte al desnudo.
Así que podrías responderte: ¿Cuál sería la mejor descripción que darías de ti mismo para retratarte?

Milena Gonzalez

Share This