fbpx

Diferentes estudios y por mi propia experiencia personal puedo confirmar que las personas nos sentimos mejor cuando en nuestro entorno laboral hacemos lo que nos gusta más que cuando hacemos nuestro trabajo únicamente esperando una retribución monetaria. El incentivo económico es importante para mantener en auge nuestro rendimiento laboral, así como lo es un ascenso o un reconocimiento por parte de compañeros y jefes por una actividad específica desempeñada; pero en este artículo quiero hacer hincapié en que nuestros mayores estímulos tienen que ver con lo que viene de adentro, es decir con nuestras fortalezas y la utilidad de estas, más que  con los estímulos externos.

Podríamos decir que la base de un excelente trabajo es una gran motivación interna. Mihaly Csikszentmihalyi, psicólogo de la Universidad de Chicago lo expresa mejor que yo en un estudio que hizo con diferentes pintores luego de dieciocho años de estos haberse graduado. Se observó que aquellos artistas quienes durante su época de estudio se deleitaban en realizar sus obras y realmente amaban lo que hacían, es decir pintar, permanecían en su profesión como grandes pintores reconocidos, mientras que otros, una gran parte de sus compañeros quienes tenían como mayor aliciente el reconocimiento, la fama y el dinero, abandonaron poco tiempo después su carrera como pintores. Esto llevo a que luego de un proceso de estudio, Csikszentmihalyi concluyera que «por encima de cualquier otra cosa, lo que los pintores quieren es pintar. Si el artista que se halla frente al lienzo comienza a preguntarse en cuánto venderá la obra o lo que los críticos pensarán de ella, será incapaz de abrir nuevos caminos. La obra creativa exige una entrega sin condiciones»

Esto mismo ocurre para nosotros, para el psicólogo, ingeniero, docente, médico, deportista, contador, abogado, etc… Si no tenemos un motivo diferente a un factor externo, (llámese este dinero, fama, reconocimiento, aeiou…), terminaremos literalmente hartándonos de nuestro trabajo, sencillamente porque la Motivación Humana no es algo que se compra afuera, sino que nace dentro de nosotros y se cultiva desde allí mismo, desde adentro.

Para lograr esos procesos de flujo, en los que sentimos que nuestro impulso es espontaneo y que realmente disfrutamos haciendo nuestro trabajo, debemos tener en cuenta tres aspectos que en mi opinión son importantes:

  1. Poner en línea nuestra profesión con nuestra pasión: Cuando aquello que estudiamos por largos años en la universidad le aporta real valor a lo que amamos hacer, se convierte en un estímulo para crecer y desear aprender.
  2. Cultivar relaciones que nos permitan crecer como profesionales: Podemos escoger evitar aquellas relaciones toxicas de personas que en medio de su pesimismo y falta de propósito lo único que hacen es expeler argumentos en contra de todos (gobierno, jefe, vida…) y optar por  rodearnos de personas que tengan nuestro mismo sentir, las mismas ganas de tomar acción y marcar la diferencia en medio del ámbito profesional actual. En otras palabras, personas que siente pasión por lo que hacen. Esto sin duda nos motivará cada vez más.
  3. Ser disciplinados en el alcance de nuestros objetivos: No basta con dar unos pasos durante unos cuantos meses o durante un momento de “éxtasis” en el que nos hayamos emocionado. La emoción lleva implícita la acción, así que es necesario trabajar en lo que queremos alcanzar. Por eso es fundamental, importante y crucial ESCOGER desempeñarnos en lo que amamos, porque de lo contrario este último punto se volverá una carga para nosotros. Solo seremos disciplinados haciendo lo que nos mueve, lo que nos aporta. Y como resultado tendremos una motivación continua que nos lleva a implicarnos en retos con un mayor nivel cada vez más.

No olvidemos que cuando hacemos lo que realmente queremos hacer aprendemos mucho más y mucho mejor porque estamos comprometidos, implicados y en la medida que hacemos lo que nos gusta, en la medida en que nos ejercitamos en nuestro campo, mejor nos vamos a seguir desempeñando.

¿Entonces a qué esperamos?

Milena Gonzalez

Share This