fbpx



Salir de casa todos los días con nuestros hijos para llegar a tiempo al cole no es una tarea fácil 😅se requiere entre otras cosas de programación y tiempo.

¿Pero qué pasa cuando se nos ha hecho un pelín tarde y los peques no colaboran 😰?.

¡Es una verdadera tarea titánica! 😫, que si eres madre seguro sabes de lo que te estoy hablando 😁.

De la forma en la que abordemos la situación va a depender si empeoramos el panorama o lo hacemos más llevadero🤪.

Aquí te dejo 4 ideas que puse en práctica hoy en medio de mi caos mañanero🤣.

1. Cuando le hables ponte a su altura y míralo/a. Mirar a nuestro hija/o a los ojos es una herramienta muy poderosa para poder conectar y comunicarnos con ellos, además de asegurarnos que nos está escuchando.

2. Dale instrucciones bastante claras y cortas.
En vez de 😡: “¿Cuántas veces tengo que decirte que te pongas la mochila?, ya vamos tarde otro día más, venga que ya empezamos mal el día y ahora nos tocará irnos corriendo como siempre”.

Dilo mejor con una palabra: 🙎🏽‍♀️“Niñas las mochilas”.

3. Cuida tu tono de voz: A menudo es la forma en la que decimos las cosas, en lugar de las palabras que usamos lo que lleva el mensaje. La forma en la que dices “No puedo ayudarte ahora” cambia el significado dependiendo del tono de voz que uses. Haz el ejercicio 😉.

4. Pregunta en vez de ordenar: si tanto nosotras como nuestros hijos nos hemos despertado de malas pulgas, ante nuestra primera orden acompañada de un tono de voz severo como: “que te pongas la mochila ya” ten por seguro que lo siguiente es una lucha de poder. En lugar de eso puedes preguntarle con amabilidad ¿qué te hace falta ponerte para salir al cole?.

Ya sé que muchas veces no es fácil pero con paciencia se puede💪🏾.

Recuerda que estamos educando para el momento y para la vida.

Milena González, Una mamá psicóloga.



Share This